Justicia reproductiva. Igualdad de salario. Baja familiar remunerada. Derechos para los transgéneros.

Derechos de la Mujer

He observado, alarmada, los ataques a los derechos de la mujer, que me afectan personalmente. Este distrito nunca ha sido representado por una mujer—ni siquiera ha habido una candidata que lo ha intentado—y conmigo, tendrán una representante a la que le afectan directamente los derechos de la mujer.

No daremos marcha atrás. Seguiremos adelante.

Yo me imagino una sociedad donde las mujeres—incluyendo las mujeres negras, las mujeres indígenas, las mujeres lesbianas y queer, las mujeres discapacitadas, las mujeres inmigrantes, las mujeres musulmanas, las mujeres transgénero—pueden vivir las vidas con las que sueñan. Tal sueño puede ser criar una familia, avanzar en su carrera, seguir con su educación o una pasión, o todos los anteriores. Para lograr esto, debemos eliminar la injusticia sistémica que existe en este país.

Los derechos de la mujer son derechos humanos. Como su representante, yo lucharé por:

  • Justicia reproductiva, sin importar el género de la persona.
  • Aborto seguro, legal, y asequible, anticonceptivos, y servicios de planificación familiar, como parte de Medicare Para Todos.
  • Cuidado pre- y post-natal para todos sin importar su raza, preferencia sexual, ingresos, localización, o educación.
  • Reducir la mortalidad materna en la población Afro-Americana, mediante la ley MOMMA (H.R.1897).
  • Incluir la atención relacionada con la transición en Medicare Para Todos.
  • Salario igual para todos los géneros, mediante la ley Paycheck Fairness. Las prácticas de pago discriminatorias contra las mujeres—sobre todo las mujeres de color, las madres, las mujeres lesbianas y queer, las mujeres indígenas, y las mujeres transgénero—deben de ser eliminadas. El salario igual tendrá efectos multiplicativos que ayudarán a la economía entera, y ayudarán a sacar a millones de familias de la pobreza.
  • Cuidado y prevención contra el VIH/SIDA.
  • Educación sexual científicamente correcta.
  • 12 semanas de licencia familiar pagada, 2 semanas de vacaciones pagadas, y una semana de días de ausencia por enfermedad pagada, para todos los trabajadores americanos. 
  • Expandir el programa WIC, para que las madres y niños tengan acceso a la comida que necesitan para sobrevivir.
  • Redefinir la sanidad como derecho humano mediante Medicare Para Todos, para que las mujeres dejen de tener costes sanitarios más altos que los hombres.
  • Expandir la Seguridad Social. Según el Instituto Nacional de la Seguridad de Jubilación, las mujeres de más de 65 años tienen un 80% más de probabilidad de caer en la pobreza que los hombres. La Seguridad Social nos ayudará a lograr justicia de género.
  • Un sueldo mínimo de $15 por hora para los cuidadores, quienes suelen ser mujeres que trabajan sin recompensa para cuidar de sus familiares. Por esto, no pueden ahorrar para su jubilación. Pagar a los cuidadores nos ayudará a lograr igualdad de género.
HÁGASE VOLUNTARIO